domingo, 24 de julio de 2011

24, mi puta existencia.

Si, hoy es un día para recordar. Porque hoy hace tres meses que dije aquella famosa frase de "tenemos la misma princi " y es que creo que es una de las frases más bonitas que dije en mi vida, a pesar de todo, a pesar de esas discusiones tontas que tenemos últimamente pero que siempre acaban bien, a pesar de esos 435 kilómetros que son increíblemente imposibles de olvidar, a pesar de nuestras "pequeñas crisis", todo, absolutamente todo valió la pena. De eso, estoy increíblemente segura, y eso que yo soy una persona bastante insegura, pero es que con ella es imposible dudar.
Porque me hace sentir bien pensar que hace tres meses por la mañana ella y yo nos conocimos, ella y yo hablando como si nos conociéramos de toda la vida.
Y es que simplemente soy feliz sabiendo que la tengo al lado, soy feliz por tenerla, porque como ella no hay dos. Y porque como ella no me hace sentir ninguna persona en este puto mundo.
Porque me siento especial por saber que la tengo al lado para cualquier cosa, porque sé que no me cambiaría por nada ni por nadie, y porque la amo con toda mi alma.
Y bueno, lo reconozco, estaba celosa srta, Alicia Jiménez Aviles, pero debe de reconocer que usted también eh, pero no me preocupa, es normal que sintamos celos, sino sintiéramos celos entonces tendríamos un problema. Y me siento orgullosa de sentir celos, porque al fin y al cabo son una muestra de amor.
Joder tres meses y casi ni me he enterado.
Porque a casa instante, a cualquier gilipollez me acuerdo de ella, no abandona mi mente ni un sólo instante. Porque alguien habla y me acuerdo de su acento, me imagino como lo diría ella, alguien dice que está leyendo el libro de "Canciones para Paula " y de nuevo ella ocupa mis pensamientos, siempre, aunque ella no lo sepa, es demasiado importante para mí en esta vida. Y estoy segura de es imposible que ella me quiera más que yo,  porque no se imagina cuánto la quiero, es imposible imaginarlo, daría la vida por ella , y creo que ella no es consciente de esto. Las palabras se me quedan cortas diciéndole cuánto la quiero. Y esto no es una gilipollez, no es una de esas amigas que resulta hasta empalagoso leerlo, que se ve a la legua que todo es falso, puta mentira. Esto es un sentimiento verdadero.
Y es que no recuerdo un sólo instante dónde sea feliz y que ella no se me pasará por mi mente un sólo segundo, y si todo esto que te digo no te vale, te lo repito una y mil veces más: ERES LA PERSONA MÁS IMPORTANTE DE MI VIDA, Y TE QUIERO MUCHO, MUCHISÍMO. NI TE IMAGINAS CUANTO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario