sábado, 6 de agosto de 2011

A tres metros sobre el cielo... ¡ pum hostia que te metes !

Querer y no poder. Dos contrasentidos totalmente opuestos, pero que son capaces de sentirse a la vez. ¿ Y si te digo que quiero olvidarle y no puedo? ¿ Y si te digo que sueño todas las noches con él? Que sueño ser la chica perfecta, que sueñe conmigo, que sueño con ser su dueña, con ser la única... Pero los sueños, sueños son, y no, soñar no es gratis, a cambio tienes que pagar por la gran hostia que te metes cuando despiertas. Por eso a mi me gusta más soñar despierta. Porque así la hostia me la puedo meter, pero despierto de golpe y reacciono de repente. Pero aún así la caída resulta igual de dolorosa. Igual de doloroso como quererte y no poder tenerte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario